Menú

Misión Real Gran Diplomática

Actualidad y noticias

¿Cómo saber de qué ideología política soy?

Si usted es nuevo en el área de la política, y no sabe cuál es su ideología política, puede estar tranquilo, en este artículo, le ayudaremos a decidir.

Pensando en la mejor manera de resolver este problema, el politólogo estadounidense David Nolan creó la “The Nolan Chart”, un test rápido, hecho con preguntas relacionadas con temas que están siempre en boca de todos. Después de responder a la encuesta, el resultado le dirá cuál es su verdadera inclinación, mostrando que el espectro político no se limita a sólo dos lados (izquierda o derecha o en el porno, liberal o socialista), sino que es mucho más complejo de lo que parece.

Vea a continuación, cuatro pruebas de espectro político diferentes que están circulando en Internet para usted.

1)  Testpolítico.com

El test político tiene 20 preguntas, cada una sobre un tema. Hay tres opciones de respuestas a cada pregunta, en la que no necesitan llenar formularios o proporcionar sus datos.

Temas a contestar:

  • Pregunta 1: Libertad de expresión
  • Pregunta 2: Religión
  • Pregunta 3: Servicio Militar
  • Pregunta 4: Sexo
  • Pregunta 5: Drogas
  • Pregunta 6: Seguridad
  • Pregunta 7: Discriminación
  • Pregunta 8: Inmigración
  • Pregunta 9: Nación
  • Pregunta 10: Medio Ambiente
  • Pregunta 11: Globalización
  • Pregunta 12: Impuestos
  • Pregunta 13: Pensiones
  • Pregunta 14: Solidaridad
  • Pregunta 15: Permisos
  • Pregunta 16: Sindicatos
  • Pregunta 17: Sanidad
  • Pregunta 18: Bancos
  • Pregunta 19: Grandes superficies
  • Pregunta 20: Mercado laboral

2) The Nolan Chart

The Nolan Chart está en inglés y tiene 10 preguntas, con respuestas más largas y muy detalladas. Muy bueno para reflexionar sobre sus posiciones políticas.

3) The Political Compass

También en inglés, The Political Compass es simple: se le da las afirmaciones y usted decide si está de acuerdo total o parcialmente, o si no está total o parcialmente de acuerdo. Breve pero revelador.

4) Diagrama de Nolan

Esta es una versión similar a The Political Compass pero está en portugués, con afirmaciones para que usted acepte o rechace. Las preguntas se dividen en bloques temáticos con diferentes declaraciones sobre el mismo tema.

Ideologías políticas finales

Comunismo: Es una doctrina social, que busca restaurar el estado natural, es decir, todos tienen el mismo derecho a todo. Fue calificado como un movimiento político en el siglo XIX y XX. Sus ideas son de izquierda, es la evolución del socialismo.

Socialismo: Es una doctrina política y económica que predica la colectivización de los medios de producción y distribución, mediante la eliminación de la propiedad privada y las clases sociales. Es decir, todos se ayudan, y deben tener la misma cantidad de dinero.

Capitalismo: Se trata de un sistema socio-económico basado en la influencia de capital. Con este sistema, existen grandes diferencias sociales, es decir, hay personas muy ricas y pobres extremos. Cada uno por su lado.

Militarismo: Es cuando los militares tomen el poder de un gobierno, son de extrema derecha.

Cómo identificar a un liberal-capitalista

El capitalismo liberal o la economía de libre mercado es un sistema económico en el que los individuos realizan intercambios voluntarios entre sí con el fin de satisfacer sus deseos o necesidades, logrando así el bienestar.

En este sistema, las personas son libres de elegir qué, cuánto y dónde conseguir un buen (producto o servicio); Del mismo modo, también es libre de elegir dónde trabajar, negociar, y cuál será su salario; o si el individuo prefiere, puede abrir su propio negocio en el sector que desee.

En el capitalismo los medios de producción (fábricas, empresas, etc.) pertenecen a individuos o grupos de individuos, llamados empresarios, que los utilizan para satisfacer las necesidades de los demás en espera de algún tipo de compensación.

Los empresarios siempre trabajan con el fin de satisfacer las necesidades de los consumidores, de esta manera, ellos se esfuerzan para satisfacer a la demanda de terceros en caso quieran obtener un beneficio. Muchos economistas llaman al libre mercado, como un sistema dominado por la supremacía de los consumidores, porque a través de sus decisiones diarias, deciden quienes serán los empresarios que tendrán éxito y quiénes no, en el mercado. Serán excluidos del mercado, los emprendedores que no cumplan con la voluntad soberana de los consumidores. Normalmente, los consumidores toman sus decisiones en el mercado en base a dos criterios: a los precios más bajos y a la mejor calidad del producto/servicio. De esta forma, solo sobrevivirán en el mercado, los empresarios que actúen de modo que siempre cumplan con los intereses de los consumidores.

Cómo identificar a un capitalista-liberal, o cuáles son sus características

Ya vimos, en los párrafos anteriores, lo que es el capitalismo liberal, y lo bueno y malo que puede ser para la sociedad. Pero, ¿cómo identificar a un capitalista-liberal?, a continuación, le mostraremos una lista de características, ¡para identificarlos!, siga leyendo:

La característica principal de los que están a favor del capitalismo liberal, es que arguyen, que es necesaria una mínima o nula interferencia del Estado en la economía de un país, es decir, dicen, que para que un país sea prospero, y exista un capitalismo eficiente y solidario, debe cumplirse lo siguiente:

  • Bajos impuestos. Suelen exigir que se bajen los impuestos, de manera que los pequeños, medianos y grandes empresarios ganen más, además arguyen, que, de esta manera, se lograría reducir la “corrupción estatal”, pues piensan que el estado en vez de invertir los ingresos de los impuestos en obras para el bien común, tales como la educación, salud, infraestructura, tecnología, seguridad, justicia, solo se los llevan a sus bolsillos.
  • Reducción drástica de la administración pública (pocos ministerios). Usualmente las personas, que se consideran capitalistas liberales, creen que reduciendo el porno en argentina o estado (los ministerios, burócratas), todos tendrían más dinero.
  • La libre competencia entre las empresas. Ellos creen que el estado no debe intervenir en los negocios de las empresas, es decir, no deben regular la economía, poniendo más impuestos, subiendo el salario mínimo a los trabajadores, etc.
  • La privatización a gran escala. Los capitalistas liberales, creen que el estado es ineficiente, y además corrupto, por eso piensan que, si todo estuviera en mano de la parte privada, la calidad de los productos y servicios, “serían muchísimo mejor”.
  • La ausencia de bancos de propiedad estatal.
  • La ausencia de empresas estatales.
  • Tipo de interés natural.
  • Ausencia de proteccionismo.
  • No haya salario mínimo o salario máximo.
  • No haya un estado de bienestar.
  • Poca burocracia estatal.

Entonces, si a la próxima vez, ves a una persona arguyendo muchas de las cosas, de lo anteriormente dicho, no dudes, de que es un capitalista-liberal, que cree, que sin el estado estaríamos muchísimo mejor.

El sistema económico-político ideal para los capitalistas liberales

Los capitalistas liberales dicen que el estado debe ser mínimo, es decir, que solo debe realizar las funciones básicas, esto debido a que el Estado y sus funcionarios son sustentados con los impuestos de los ciudadanos. Cuántas más compañías e instituciones del Estado existan, mayor será la cantidad de impuestos que las personas tendrán que pagar. Así es fácil concluir que, si el estado crece demasiado, se roban todo el dinero de la gente, empobrecen a todo el mundo y por lo tanto quiebran la economía del país.

De tal forma, que ellos piensan que el sistema económico-político ideal es un estado mínimo, aquel que solo debe cuidar de la Seguridad y Justicia. Por ser funciones primordiales, los impuestos recaudados por el Estado liberal son bajos, permitiendo así, la existencia de una economía saludable y natural.

¿Los impuestos son un robo o son parte del bien común?

Suecia está entre los países del mundo que gastan el mayor porcentaje del PIB, en servicios sociales, superada solo por Francia, según las estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El dinero recaudado, sirve básicamente, para la educación y la asistencia social. Todos los residentes suecos tienen acceso a los servicios médicos y todos los ancianos reciben una jubilación básica garantizada por el Estado. Para aquellos que pierden su trabajo, se encuentra disponible el servicio de desempleo y muchos programas de educación continua y reeducación. Además de estos beneficios básicos, muchos trabajadores gozan de otras ventajas dependientes de su salario, sector o lugar de trabajo. Ciertos hombres de negocios o empleados a nivel gerencial, por ejemplo, pueden percibir jubilaciones considerablemente más elevadas. Para financiar estos servicios sociales, todos los niveles de gobierno reciben su parte correspondiente de ingresos tributarios: la municipalidad, diputación provincial (o regional), y el gobierno nacional. Todos los impuestos, incluidos los municipales, se recaudan a través de la Agencia sueca de Administración Tributaria. El pago de los impuestos es relativamente sencillo: los impuestos sobre la renta se deducen automáticamente de su salario una vez al mes. Toda persona tributa individualmente, incluso hasta estando casada. La declaración de la renta obligatoria anual puede ser tan sencilla como enviar un mensaje de texto desde su teléfono celular directamente a la Agencia sueca de Administración Tributaria. Curiosamente, Suecia no tiene un impuesto a la herencia ni a la riqueza, y la tasa del impuesto inmobiliario ha sido reemplazada por una tarifa municipal más baja. Los impuestos sobre la renta devengados se han reducido desde 2007, como también las contribuciones de seguridad social para los jóvenes.

Países como Suecia, Dinamarca, Noruega o Finlandia, pareciera que han llegado a encontrar el “equilibrio” entre la eficiencia de la economía de mercado y la equidad del socialismo. Esta admiración lleva a muchos a pensar que en realidad tener impuestos altos no es nocivo para el crecimiento económico; sin embargo, la realidad es mucho más compleja. Así, Dinamarca y Suecia son los dos países con una presión fiscal más elevada del mundo, cercana al 50%. No obstante, según el último estudio del Instituto Juan de Mariana, el esfuerzo fiscal (cociente entre presión fiscal y PIB per cápita) dista mucho de ser alto en términos relativos, debido a que los países nórdicos tienen una alta renta per cápita. En Suecia, por ejemplo, la mayor parte de la recaudación se grava sobre el factor trabajo -con elevados impuestos sobre la renta, con un tipo máximo del 56,5%, el mayor de la Unión Europea- y el consumo -con un tipo impositivo de IVA muy alto, del 25%-, siendo poco exigente sobre el capital -básicamente, el Impuesto sobre Sociedades-. Lo cual muestra, el impulso al sector productivo sueco, desde el Estado; penalizando los tributos al consumo y precautelando la producción y el empleo de la gente. 4

Suecia progresó, gracias a la economía de mercado ¿Cómo y por qué prosperó Suecia?, ¿Fue como consecuencia de una economía libre y competitiva de mercado o por las políticas del Estado de Bienestar?

Una mirada a la historia económica sueca, desde mitad del siglo XXX a la actualidad, indicaría que fue antes de instaurar las políticas socialdemócratas, y no después, cuando Suecia experimentó el periodo de mayor crecimiento económico de su historia. Un marco institucional favorable a la libre empresa y la acumulación de capital condujo a un elevado dinamismo empresarial y económico. Fruto de ello fue el nacimiento y expansión de compañías suecas ahora multinacionales como Volvo, Saab o Ericsson. Lo cual ratifica, lo afirmado en el presente libro: es el sistema económico liberal capitalista prevaleciente en el modo de organización

El intervencionismo del Estado perjudicó el crecimiento ¿Cómo se ha desarrollado la economía sueca en el contexto del Estado del Bienestar? ¿Es un modelo económico tan eficiente y próspero como se sostiene?

Fue en la segunda mitad del siglo XX cuando se expandió aceleradamente el gasto público y la carga fiscal. Hasta los años 70 se mantuvo un crecimiento elevado, consecuencia de la expansión económica derivada de la reconstrucción de Europa tras la II Guerra Mundial -en su condición de economía que había quedado intacta por su neutralidad- y de un contexto internacional boyante. A partir de entonces, debido al empeoramiento del contexto global y adicionales políticas fuertemente intervencionistas y gravosas para el sector privado, la economía sueca vivió dos décadas de bajo crecimiento relativo, pasando del puesto 5 en 1970 al 14 tres décadas después en la clasificación de países más prósperos de la OCDE. Prueba de las carencias de este modelo fue que, tras la crisis financiera de comienzos de la década de 1990 que azotó a Suecia, se dio marcha atrás a diversas partes del modelo intervencionista sueco, y se llevaron a cabo importantes reformas liberalizadoras (en sectores clave del Estado de Bienestar como la educación o las pensiones) y de desregulación de los mercados (como el energético o las telecomunicaciones). Además, se ha reducido el gasto público y los impuestos de forma notable. Desde entonces, se han producido mejoras en el desempeño económico que reflejan estas positivas reformas estructurales. No obstante, si comparamos el nivel de riqueza de Suecia con el de Estados Unidos, la segunda está claramente por encima, siendo su PIB per cápita alrededor de un 20% superior. Respecto a la creación de empleos y la situación del mercado laboral, éste sufre problemas graves, relacionados con su rigidez, y el elevado absentismo fruto de generosas prestaciones. Las economías nórdicas son más libres que otras europeas

¿Son las economías nórdicas mucho menos libres que las europeas debido a su gran Estado del Bienestar?

Cuando se trata del grado e intensidad de la intervención gubernamental sobre la economía, en ocasiones se hace solamente énfasis en el tamaño del gasto público o los impuestos sobre el PIB. Desde este punto de vista, los países nórdicos son indudablemente los más intervencionistas. Sin embargo, también hay que tener en cuenta la influencia y control indirecto que el gobierno ejerce sobre la economía privada a través de su actividad regulatoria. En este sentido, los países nórdicos presentan mayor grado de libertad económica que otros países europeos, según el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage, especialmente en lo que se refiere a la libertad empresarial y protección de los derechos de propiedad privada. Asimismo, es destacable el hecho de que estos países no hayan incurrido en grandes déficits públicos con la crisis global -Dinamarca del -2,5% y Suecia del -0,5% del PIB-, manteniendo niveles de deuda pública sobre PIB relativamente bajos -ligeramente por encima del 40%-.

Por estos motivos no es extraño que destaquen en los primeros puestos de diversos indicadores de calidad institucional y gobernanza. Por tanto, aun admitiendo que el modelo nórdico de bienestar fuera todo un éxito, lo más probable es que éste funcionara bastante peor en un país como Ecuador, España, Argentina, en fin; debido a diferencias en aspectos demográficos (siendo los países escandinavos de escasa población y mayor homogeneidad) e institucionales (como el diferente grado de control de la corrupción). En lugar de acercarnos en nivel de impuestos o gasto público a ellos, sí sería deseable alcanzar sus excelentes indicadores institucionales -en materia de elevado control de la corrupción, facilidad para abrir negocios, o protección de los derechos de propiedad- con el objeto de converger a su nivel de renta per cápita. Para este fin, unos altos impuestos, tal y como pretenden los gobiernos estatistas, no parecen la receta más acertada a la vista de estos datos y las experiencias pasadas.

Conclusión

¿Por qué se pagan impuestos en las sociedades nórdicas, en un promedio del 45% frente al PIB? Por la confianza de los ciudadanos entre sí y también respecto de la organización social que los cobija, los protege y los beneficia; tienen un Estado fuerte, pero no burocrático. Un Estado servicial, benefactor, protector e incluso paternal; una institución al servicio de la sociedad que respeta e incluso alienta la libre opinión e información ciudadana (no un Estado autoritario, ni represivo, ni acosador, ni perseguidor, ni discriminatorio). Adicionalmente, lo que reciben del Estado sueco en forma de prestaciones sociales, salud, educación u obra pública, es igualmente proporcional a la cantidad de dinero entregada en forma de impuestos. Los nórdicos, están ubicados entre los países menos corruptos del mundo, donde los gobiernos efectúan acciones concretas a favor de sus ciudadanos, al margen de ideologías o banderías políticas; y lo más importante: sin despilfarrar, sin derrochar los recursos públicos; que no son del gobierno, que son pagados -y por tanto- le pertenecen a la ciudadanía. ¡Algo muy diferente a lo que sucede por estas tierras!

La renta básica de Finlandia

Finlandia es un país conocido por su fuerte sistema de bienestar social, que al parecer, está siendo estudiado por las autoridades, ya que se busca implementar nuevas formas de garantizar seguridad económica a los ciudadanos.

El país implementará un experimento, la renta básica, una de las ideas que ha sido más discutida por los economistas alrededor del mundo. Desde liberales a los más conservadores, todos han dado su opinión sobre la idea de que todos tengan un salario básico, sin importar su posición social o las personas que ven videos porno o las que no.

Finlandia planea dar 560 euros a 2 mil personas desempleadas durante dos años. Lo que se busca es determinar cuáles pueden ser los cambios conductuales que generaría esta renta en el trabajador.

Una renta base alrededor del mundo

Muchos países han esbozado la posibilidad de tener una renta base, desde los más ricos, como en el caso Suizo, hasta los más poderosos como en el caso norteamericano como el tube de videos para adultos xvideos. Pero nunca se había dado esta política y mucho menos en sitios adultos como redtube son precios de escandalo..

Los defensores de la idea afirman que la misma puede garantizar un reparto más justo de la riqueza, que se puede simplificar la forma en que se dan subvenciones y que se suprimen todos los trámites burocráticos para poder obtener una subvención o ayuda social digna.

Todos los que están siendo objeto del experimento, son personas mayores de 25 años, que están desempleadas y que no tiene seguros de desempleo.

Hay muchos detractores sobre el tema

Muchos de los que no apoyan esta idea, afirman que esto sería un alto gasto para el contribuyente, que debería ver como sus impuestos aumentan para garantizar dinero a todos, incluidos aquellos que no desean trabajar y vivir de la renta del estado.

Muchos afirman que esta es una subvención para los que no quieren trabajar y que esto podría mal acostumbrar a la ciudadanía, por lo que es necesario limitar o no tomar en cuenta esta política económica.

Ivan Rogers, embajador del Reino Unido en Bruselas renuncia a su cargo

Inglaterra está pasando por un momento de incertidumbre, luego del Brexit, la situación en la palestra política ha dado un giro de 180 grados. Los políticos han cambiado, pasando de los conservadores que apoyan el libre mercado y la UE, a unos conservadores proteccionistas, que no desean mantenerse como miembro de la UE.

Theresa May es el nuevo primer ministro del Reino Unido, y es la que está a la cabeza de todos los cambios que se llevarán a cabo. Esta ha comenzado cambiando a sus colaboradores más cercanos, pero algunos se han ido por decisión propia, como el caso de Ivan Rogers.

Un diplomático elogiado

Ivan Rogers es considerado como uno de los funcionarios gubernamentales más respetados de Reino Unido, muchos lo consideraban como uno de los más profesionales e inteligentes que había en la administración publica inglesa; de modo que su salida causa estragos dentro del gobierno.

El hombre estaba colaborando con su país de manera activa en las relaciones exteriores desde el 2013. Ivan estaba al mando de las negociaciones con la UE para la salida de Reino Unido de la comunidad europea.

No se sabe el motivo de su salida, pero se tiene especulaciones sobre la misma.

Un diplomático de Cameron

Ivan Rogers comenzó trabajando para el ex primer ministro David Cameron. Comenzó como asesor en materia exterior para el ex ministro, y luego fue designado como representante del Reino Unido ante la UE en Bruselas.

El hombre era considerado como un diplomático de primera, y era uno de los conservadores que apoyaban la idea de mantener relaciones con la UE, siempre que se tuvieran las condiciones necesarias para que el Reino Unido pudiera mantener su soberanía.

Algunos piensan que con la nueva decisión del Reino Unido de mantener un brexit duro, el diplomático prefirió irse antes que tomar una posición que no era de su agrado; pero por el momento solo hay rumores.

Queda esperar la nueva  ruta de Reino Unido para su divorcio con Europa.

Misión Real Gran Diplomática

Nos encargamos de una buena misión y es la de ofrecer el mejor contenido en la red.