¿Qué comida podemos llevarnos de excursión?

No importa si tu excursión dura un día o un mes, lo que es realmente importante es planificar muy bien las comidas que se realizarán y los alimentos que son necesarios, de lo contrario corremos el riesgo de acabar cargando con alimentos que luego no consumiremos, pero que ocupan espacio y nos hacen ir mucho más cargados de lo que debemos.

Para excursiones de un día, en las que no se cargará con utensilios de cocina ni se pasará demasiado tiempo en el lugar, existen varias alternativas nutritivas, que pesan poco y que pueden resultar un buen alimento:
  • Ensalada de pasta, puede resistir el viaje sin problema y resulta un buen alimento si la combinas con proteína como el pollo o vegetales variados.
  • Embutido con pan, el clásico bocata de toda la vida es una gran opción nutritiva y no demasiado pesada, que te permitirá hacer tu excursión sin problema.
  • Arroz con jamón y vegetales, tipo ensalada, es también excelente pues puede conservarse sin problema durante varias horas.
  • Los enlatados son una opción simple y rápida para comer en una excursión.
En el caso de las excursiones más largas, que durarán unos cuantos días, debe pensarse en opciones que no solo sean livianas en cuanto al peso, sino que además sean poco grasosas y no muy diferentes de nuestra dieta habitual para evitar las repercusiones estomacales. Si vas de excursión por más de tres días, se recomienda llevar una olla para cocinar y sal para condimentar las comidas. Puedes optar por:
  • Embutidos para suplir el lugar de la carne y darle a nuestra dieta la proteína necesaria: jamón, pavo, salchichas, chorizos, etc.
  • Arroz blanco preparado sin condimentos, al que después se le añadirá un poco de sal. Es una buena opción pues se conserva muy bien durante días.
  • Pasta preparada sin salsa, a la que después podrás añadirle cualquier salsa que hayas llevado correctamente envasada. Se puede conservar por varios días sin dañarse.
  • Sopas de sobres, perfectas para recuperar la energía y calentar el cuerpo cuando la temperatura baja.
  • Proteínas enlatadas como el atún, las sardinas, el jamón, etc.
  • Pan de centeno, más calórico que el normal.

Los snacks no pueden faltar en la comida de tu excursión, y es que te permitirán obtener algo de energía cuando no hay tiempo para detenerse a comer. Los imprescindibles son:

  • Frutos secos: prácticos, nutritivos, te satisfacen, ocupan poco espacio y no pesan casi.
  • Chocolate, para cuando sea necesario recuperar la energía rápidamente.
  • Olivas, pero solo en el caso de excursiones cortas en las que no necesitemos tanto espacio.
  • Frutas que no pesen mucho, como las fresas, las cerezas o los plátanos, todos muy nutritivos.

Por supuesto entre los alimentos que debes llevar a una excursión el líquido jamás puede faltar, abundante cantidad de agua, bebidas isotónicas por si sufres alguna deshidratación, bebidas achocolatadas para obtener un poco de energía y jugos en el caso de que desees variar un poco.

Puedes encontrar mas informacion sobre las distintos alimentos para traer cuando haces montañismo en este articulo.